Ensayar el baile de los novios

En el baile de los novios se pueden hacer muchas figuras bailando
Figuras de baile para hacer en una boda

Aprender una coreagrafía de baile en poco tiempo es posible apuntándote a las clases para novios en la Academia de baile de El Cónsul (Málaga), donde Antonio te enseñará el vals, bachata, salsa o danza que te interese para que puedas bailar lo que prefieras el día de tu boda.

A la mayoría de las personas les gustan las coerografías con muchos giros, en los que la mujer hace una o varias vueltas seguidas en poco tiempo. Seguramente, en el baile que tienes pensado hacer para tu boda, quieras introducirlas. Es cierto que lucen mucho, pero los giros no suelen resultar fáciles de hacer, aunque la técnica -en teoría- sea bien sencilla. Cuando empezamos a aprender a dar vueltas, enseguida nos damos cuenta de que nos cuesta mucho mantenernos quietas en el eje y raro es que logres girar sin desplazarte a uno u otro lado. Visto desde fuera, si el giro no se ejecuta en el eje, no queda bonito.

Con frecuencia me preguntan que cuál es mi truco para girar. He ido a más de una academia donde te explican técnicas, pero a mí la verdad es que me han servido de poco. Pienso que en realidad no hay truco y que se trata de practicar y practicar. Cuando has girado miles y miles de veces, logras corregirte.

También es cierto que hay elementos que influyen al girar, como el suelo, que mires a algún objeto fijo para evitar marearte, la ropa que lleves y sobre todo, el calzado. Miedo me da ver a tantas y tantas chicas que vienen a clase montadas sobre tacones altísimos, y que cuando empezamos los giros, se tambalean peligrosamente. Normalmente no se producen caidas porque casi siempre estás sujeta a un hombre y siempre puedes cogerte a él o que él trate de evitar tu caída. Pero puede ser peligroso. Para aprender, al principio, yo creo que es mucho mejor llevar zapatos más bajos y sobre todo muy cómodos y que te sujeten el pie con firmeza, tanto por el talón, como por los laterales. Un zapato que te deja el pie suelto, no te permitirá bailar en condiciones y el problema es como el zapato no te dé seguridad, tú acabarás sintiéndote insegura y mientras más insegura estés, peor bailarás.

Sobre si hace falta comprarse o no zapatos de baile, no es fundamental tenerlos, en mi opinión. Tienes que encontrar uno que te resulte cómodo y te sujete bien el pie, ya sea de los especiales para bailar o ya sea de la zapatería de tu barrio de toda la vida. Tiene que ser con aquello que te sientas más cómoda y más segura.

Autor: Vanesa.